Entrevista con Marcos Kogan sobre los Congresos Internacionales de Entomología

Entrevista con Marcos Kogan sobre los Congresos Internacionales de Entomología

4 de febrero de 2015

Mejor opción

Hywean 40 Piezas de Papel Fly Catcher, Juego de Moscas de

Mejor relación calidad precio

BaiYou Atrapa Moscas Adhesivo Trampa Moscas Fruta 16 Rollos

YISSVIC Lámpara Antimosquitos, 9W Lámpara Mata Insectos UV

ADORIC Repelente Ultrasónico Mosquitos Control de Plagas

EXTSUD Mosquitera Magnética para Puertas 90 x 210 cm

555N504 - Cintas Adhesivas Atrapa Moscas 8 U

Cortinas Exterior Puerta | Material Plastico PVC y Barra

PIC - Trampa para Moscas - 16 Piezas - Respetuoso con el

Aerb Ultrasonico Repelente de Mosquitos 10W, Eficiente

Nitoer - Repelente Ultrasónico 2019, Plagas Control

<img src="https://antimoscas.es/wp-content/uploads/ice-logo.jpg"

</El Dr. Marcos Kogan es profesor y director emérito del Centro Integrado de Protección de Plantas de la Universidad Estatal de Oregón. En 1976, la última vez que se celebró un Congreso Internacional de Entomología en los EE.UU., fue uno de los principales oradores. En el año 2000, en Brasil, pronunció la conferencia plenaria del ICE sobre "Desarrollo sostenible y manejo integrado de plagas". Ese año, también hizo la presentación del Memorial de los Fundadores en honor a Leo Dale Newsom en la reunión anual de la Sociedad Entomológica de América.

<img src="https://antimoscas.es/wp-content/uploads/marcos-kogan.gif"

<Dr. Marcos Kogan, editor de "Entomología Hoy", le hizo la siguiente entrevista. Richard Levine: ¿En cuántos congresos internacionales de entomología ha participado? Dr. Marcos Kogan: Tengo cinco registrados. En 1976 presenté un trabajo invitado titulado "El papel de los factores químicos en la interacción entre insectos y plantas" en el XV Congreso en Washington, D.C., y en 1980 presenté un trabajo invitado llamado "Defensas de la soja contra los artrópodos herbívoros" en Japón. En 1992 fui organizador y moderador de un simposio titulado "Fundamentos ecológicos de los sistemas de manejo integrado de plagas para los principales cultivos" en Beijing, y en el año 2000 pronuncié la conferencia plenaria "Agricultura sostenible y manejo integrado de plagas" en el XXI Congreso en el Brasil. También asistí al Congreso de 1996 en Florencia, Italia, pero no presenté nada - sólo disfruté del riquísimo programa y de la gloriosa sede del Congreso.

RL: Además de hablar en los congresos, ¿ha tenido algún otro papel como organizador o líder? Me uní a la Sociedad Entomológica de América (ESA) en 1967 cuando todavía era un estudiante de postgrado en la Universidad de California, Riverside. Desde entonces asistí prácticamente a todas las reuniones anuales de la Sociedad y a la mayoría de las reuniones de las ramas - North Central mientras estaba en la Universidad de Illinois, y la rama del Pacífico después de mudarme a Oregón - hasta mi retiro de la Universidad Estatal de Oregón en 2002. Desde entonces, pude asistir a la reunión de la ESA de 2009 en Indianápolis, donde presenté una ponencia invitada titulada "Historia del control integrado y el MIP" durante un simposio llamado "Celebrando a Stern y otros (1959)": The Past, Present, and Future of IPM", y también asistí a la reunión de 2014 en Portland, OR.

Durante esos 48 años de pertenencia a la ESA, muchos de mis estudiantes de posgrado y yo presentamos ponencias y carteles en sesiones regulares y participamos en numerosos simposios. Tal vez el más significativo fue un simposio conjunto del programa de la antigua Sección C y F en 1984 que co-organicé con Don Herzog, entonces Presidente de la Sección F (yo era el Presidente de la Sección C). Las ponencias presentadas en ese simposio, "Teoría Ecológica y Práctica del MIP", fueron publicadas más tarde por Wiley Interscience como un libro que ha sido utilizado en cursos de postgrado en todo el mundo.

RL: En el ICE XV en Washington, D.C. en 1976, usted dio una presentación sobre "El papel de los factores químicos en las interacciones entre insectos y plantas". ¿Cuáles crees que son los mayores descubrimientos que hemos hecho en ese campo desde entonces?

Esa presentación se hizo 12 años después del histórico trabajo de Ehrlich y Raven sobre la coevolución de los insectos y las plantas, que tuvo un enorme impacto heurístico en el estudio de las interacciones entre insectos y plantas. Varios centros de investigación en América del Norte y Europa avanzaron en los estudios sobre el papel de los compuestos secundarios de las plantas como atrayentes o como disuasivos de la alimentación o la oviposición de los insectos. Mejores herramientas de análisis químico y sofisticados procedimientos experimentales de campo y de laboratorio permitieron avanzar mucho en la dilucidación del papel de los compuestos secundarios de las plantas en el comportamiento de selección de huéspedes de los artrópodos asociados a las plantas en familias como las Cruciferae, Apiaceae, Solanaceae y otras. Por ejemplo, el papel de los furanocumarinos de Apiaceae sirvió de modelo para probar la teoría de la coevolución de May Berenbaum y sus colaboradores. Se descubrieron nuevos aspectos de las respuestas de las plantas a los herbívoros, y el campo de la inducción de las defensas de las plantas ahora florece. También se produjeron avances notables en el esclarecimiento de los mecanismos moleculares y genéticos de las defensas de las plantas contra los herbívoros. Hay una gran vitalidad en este campo de la ecología química con avances tanto teóricos como aplicados, estos últimos en el esclarecimiento de los mecanismos de resistencia de las plantas de cultivo a las plagas de los herbívoros.

RL: En un artículo de 1998 en Revisión Anual de Entomología, usted escribió que la historia del MIP podría "remontarse a finales de 1800". ¿Puedes elaborar? Intenté encapsular el papel de los "pioneros" del concepto de MIP a finales de 1800 en un artículo de 2013. Aunque la terminología que utilizaron fue diferente, esos pioneros claramente enfatizaron la importancia de un enfoque ecológico para el control de plagas de insectos y la necesidad de integrar múltiples tácticas de control en un sistema de control de plagas. Este énfasis en la necesidad de una base ecológica robusta en el control de plagas de insectos es la base del MIP moderno. Esto es lo que incluí en el artículo:

1880s - C. V. Riley y Stephen Forbes establecieron las bases científicas para el biocontrol clásico. Ellos enfatizaron la necesidad de información ecológica en la entomología aplicada.

1890s - C. W. Woodworth (un estudiante de Forbes) fue pionero en los primeros cursos de ecología de insectos de la UC Berkeley e introdujo el concepto de "Control Ejecutivo" - un precursor del Control Integrado.

H. T. Townsend y E. A. Schwartz fueron enviados a Texas para estudiar el gorgojo de los bolos. Con el apoyo de L. O. Howard, propusieron legislación para establecer zonas de protección sin algodón para contener la propagación del gorgojo, una valiosa práctica de MIP.

Se necesitaron otros 40 ó 50 años para que estos conceptos pioneros se convirtieran en una definición formal de Control Integrado, pero su papel en el aumento del MIP es innegable.

RL: En el 28º Congreso Internacional de Entomología, celebrado en Brasil en 2000, usted hizo una presentación sobre los desafíos que enfrentamos en la alimentación de la creciente población mundial de manera sostenible. ¿Qué es lo que cree que ha cambiado más desde que dio ese discurso? Los recursos clave para la producción agrícola -el suelo cultivable, el agua y las fuentes de fertilizantes de nitrógeno- aunque han aumentado en los últimos 15 años, el incremento se produjo a expensas de las tierras forestales y el agotamiento de los acuíferos, ambos con consecuencias ambientales potencialmente catastróficas y un potencial limitado para una mayor expansión. Mientras tanto, la población humana mundial sigue creciendo en unos 75 millones de personas al año, superando ahora los 7.000 millones de personas. La inseguridad alimentaria afecta incluso a los países desarrollados, pero es endémica en gran parte del resto del mundo.

Gordon Conway - autor de One Billion Hungry - Can We Feed the World? - ofreció algunas razones para el optimismo. Sin embargo, una posible acción en la línea que propuso para aliviar el hambre en el mundo requeriría la cooperación y el apoyo financiero de los países desarrollados, y un esfuerzo considerable del resto del mundo. Pero, en un mundo tan profundamente fragmentado política, cultural y religiosamente, es improbable que lleguemos a un consenso o al nivel de cooperación internacional necesario para afrontar el problema. Véase la renuencia a actuar para frenar el calentamiento global, y la negación de que incluso existe por parte de tantos que tienen el poder político para promover la acción.

RL: Usted mencionó a Thomas Malthus y Paul Ehrlich, quienes predijeron catástrofes inevitables para la humanidad a medida que la población creciera. Los avances tecnológicos nos permitieron aumentar el rendimiento de los cultivos y evitar estas catástrofes hasta ahora. ¿Cuán optimista es usted en cuanto a que las evitaremos al acercarnos a una población mundial de 9.000 millones de personas en 2050?

No estoy seguro de que se pueda decir que las catástrofes de tipo maltusiano se hayan evitado por completo si se estima que 850 millones de personas sufren de desnutrición crónica y un tercio de todas las muertes de niños menores de cinco años en los países en desarrollo están vinculadas a la desnutrición (datos de la FAO). Para las sociedades prósperas de América, Europa y Asia occidental, Malthus puede ser un engaño. Sin embargo, esos casi 1.000 millones de personas, principalmente en los países del sudeste asiático y el África subsahariana, ya viven la pesadilla maltusiana.

Debo admitir que en este momento se están produciendo suficientes alimentos para alimentar adecuadamente a una población mundial de 7.000 millones. El problema se basa principalmente en la distribución inadecuada de los suministros de alimentos existentes, el consumismo extremo en las sociedades más prósperas y la desviación de las tierras productivas de los cultivos alimentarios a los cultivos utilizados para producir biocombustibles (por ejemplo, el maíz en los Estados Unidos y la caña de azúcar en el Brasil, por ejemplo).

Mucho del dramático aumento de la producción de granos que hasta ahora evitó una catástrofe maltusiana más generalizada se debió probablemente a dos grandes avances: la introducción del maíz híbrido en los años 30 y el desarrollo de variedades semi enanas de trigo y arroz en los años 50 y 60 (la Revolución Verde). Desde entonces se han producido importantes avances científicos que siguen mejorando los rendimientos de algunos de nuestros principales cultivos. Sin embargo, ninguno de ellos parece haber dado lugar a saltos cuánticos en la producción de alimentos desde mediados del siglo XX.

Al observar un posible aumento de 3.000 millones de personas adicionales para el año 2050, nuestra mejor esperanza es aumentar en gran medida el apoyo a la mejor investigación agronómica posible en la familia de Centros del CGIAR, y las estaciones nacionales de investigación y experimentación agrícola en todo el mundo. Los cultivos genéticamente modificados pueden conducir eventualmente a variedades de mayor rendimiento, pero nuestra mejor apuesta sigue siendo el mejoramiento clásico, las prácticas culturales mejoradas, la gestión del suelo y el agua y, ciertamente, la adopción generalizada de las prácticas de MIP.

RL: En el año 2000, unos años después de que los OGM modernos comenzaran a crecer, usted dijo "hay un lugar para los OGM en los sistemas de MIP". ¿Ha cambiado algo desde entonces?

Pero creo que califiqué la declaración enfatizando la necesidad de considerar su lugar dentro del contexto conceptual del MIP, como una táctica más en el arsenal de control de plagas en lugar de una única táctica que se supone que es la bala de plata. Esta es una lección que deberíamos haber aprendido desde la desastrosa introducción del DDT hace casi 75 años. El impacto de la introducción de los cultivos de OGM en el MIP, la producción agrícola en general y sus consecuencias ambientales y sanitarias siguen siendo un tema controvertido en la blogosfera y en la literatura científica.

Veinte años después de la introducción de los primeros cultivos de OGM, estos cultivos cubren ahora 180 millones de hectáreas de tierras agrícolas (alrededor del 12 por ciento de las tierras de cultivo mundiales) en 28 países, de los cuales sólo cinco (EE.UU., Argentina, Brasil, Canadá e India) representan el 90 por ciento del total. Las fuerzas económicas que están detrás de la comercialización de los cultivos de OGM han llegado probablemente a un punto en el que son "demasiado grandes para fracasar". En resumen, creo que los cultivos de OGM están aquí para quedarse. Sin embargo, nos corresponde a nosotros permanecer alerta a las posibles trampas de su propagación y utilizarlas sabiamente en el marco del MIP y un sistema de vigilancia robusto para detectar signos tempranos de impactos perjudiciales para el medio ambiente y la salud.

Me gustaría concluir citando a Mark Tercek, Presidente y Director General de Nature Conservancy, al comentar el cambio de opinión de Mark Lynas en su oposición a los OGM:

> RL: Leí que usted nació en Brasil. ¿Cómo terminaron en la OSU?

No vinimos a los EE.UU. con la intención de quedarnos. Pero, Brasil en ese momento estaba bajo una dictadura militar represiva, con la libertad académica muy restringida. Con la oportunidad que se me ofreció, decidimos quedarnos unos años para ver si el clima político en Brasil mejoraba. De hecho así fue, pero para entonces nuestro hijo mayor estaba listo para la universidad y no queríamos privarlo de una buena educación en la Universidad de Illinois. Y así es como permanecimos en los EE.UU. y ahora somos ciudadanos americanos. Después de más de 20 años en la facultad de Illinois, me ofrecieron un puesto como director del Centro Integrado de Protección de Plantas en la Universidad Estatal de Oregón. Nos mudamos a Corvallis, OR en 1990 y después de retirarnos de la OSU en 2002, nos mudamos a Seattle para estar cerca de nuestra hija: Gracias por su tiempo. Espero verle en Orlando en el Congreso Internacional de Entomología 2016.

Comparta esto:

Relacionado

Amazing Insects manejo integrado de plagas, congreso internacional de entomología, Marcos Kogan, Desarrollo Sostenible

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A C Z.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad