Ken Raffa comparte su pasi贸n por trabajar con la gente para entender a los insectos como agentes de cambio

Ken Raffa comparte su pasi贸n por trabajar con la gente para entender a los insectos como agentes de cambio

Lisa Junker 16 de noviembre de 2016

Por Laurel Haavik, Ph.D.

Ken Raffa ha tenido una carrera hist贸rica. Su investigaci贸n ha hecho grandes progresos en el avance de la comprensi贸n actual de c贸mo las poblaciones de insectos pueden explotar r谩pidamente. Su trabajo ha revelado fascinantes detalles y generalidades que tienen lugar entre los pinos y los escarabajos de la corteza durante un brote de escarabajos. Se necesita un ej茅rcito de escarabajos para atacar y matar a un 谩rbol y el 谩rbol tiene dos l铆neas de defensa diferentes. Si ambas est谩n comprometidas, los escarabajos ganan; si el 谩rbol puede combatir a los escarabajos, el 谩rbol gana. Resulta que este resultado binario se decide por el n煤mero de escarabajos que atacan el 谩rbol; si llegan suficientes escarabajos para el ataque, el 谩rbol seguramente perder谩 la batalla. Hay m谩s: la primera l铆nea de defensa del 谩rbol no s贸lo mata a los escarabajos ahog谩ndolos en la savia del pino, sino que tambi茅n interfiere con la comunicaci贸n entre los escarabajos al bloquear f铆sicamente la transmisi贸n de una feromona que los escarabajos hacen y que atrae a m谩s escarabajos, lo que impide que los escarabajos re煤nan los n煤meros (el ej茅rcito) necesarios para matar al 谩rbol (ver estos estudios innovadores para m谩s detalles: Ecol. Monogr. 53: 27-49; Amer. Nat. 129: 234-262; Oecologia 102: 285-295). Ken us贸 estos hallazgos clave junto con los conocimientos del trabajo de otros para presentar un modelo sofisticado que explica c贸mo los disturbios causados por insectos operan a trav茅s del paisaje (BioScience 58: 501-517).

En ese momento, Ken supo que quer铆a entender c贸mo funcionan los bosques. Para entender los bosques, parec铆a que ten铆a que entender lo que hacen los insectos (como depredadores de los 谩rboles) y c贸mo interact煤an con los 谩rboles. Curiosamente, esto lo llev贸 a la qu铆mica, un tema que detestaba como estudiante universitario. Una vez que la qu铆mica se convirti贸 en un medio para algo de inter茅s, se sinti贸 motivado a aprenderla, para poder aprender c贸mo los diferentes qu铆micos influyen en el comportamiento, la supervivencia y la comunicaci贸n de los insectos. Y le encantaba c贸mo el estudio de los insectos del bosque requer铆a una combinaci贸n de esfuerzo f铆sico e intelectual. Era una combinaci贸n satisfactoria de impulso, pura resistencia f铆sica y resoluci贸n creativa de problemas. Incluso a tres veces la edad de sus estudiantes, todav铆a le gusta ayudarles a cargar troncos en el bosque, s贸lo que ahora su recuperaci贸n despu茅s de un d铆a de trabajo en el bosque consiste en Advil adem谩s de una cerveza.

Ken cree firmemente en el trabajo duro para lograr las cosas, un principio arraigado profundamente en su fondo de trabajador. La idea del 茅xito a trav茅s del trabajo duro no impresion贸 a su asesor de doctorado, Alan Berryman. Ken describe a Alan como un hombre brillante pero cr铆tico. Alan cre铆a que el esfuerzo sin un producto te贸rico maduro era un signo de empobrecimiento mental. A pesar de este profundo conflicto, Ken, un optimista, tom贸 una visi贸n abierta para absorber el conocimiento que Alan ofrec铆a para impartir. De Alan, Ken aprendi贸 a no tener miedo de imaginar y adivinar c贸mo podr铆an funcionar los ecosistemas. Ken comenz贸 a apreciar que puede haber muchas maneras de abordar y resolver los problemas, y lo tuvo en cuenta al entrenar a sus propios estudiantes.

Sobre el comienzo en la ciencia, Ken cree que todos nos preguntamos "驴puedo hacer esto?" y sin embargo "ese sentimiento nunca se va, tienes que aprender a canalizarlo en algo productivo." Al comienzo de la escuela de posgrado, Ken se sienta con cada uno de sus estudiantes, y les dice "La Madre Naturaleza siempre r铆e el 煤ltimo; si puedes ser bueno con eso, entonces tienes una carrera como ecologista". Se refiere, por supuesto, a la verdad siempre presente, que deflacta el ego, de que la mayor铆a de las veces los cient铆ficos est谩n equivocados, especialmente al principio de un esfuerzo de investigaci贸n. La derrota es una parte necesaria del proceso; es mejor estar preparado para ella al comienzo.

Ken es aguda, casi dolorosamente consciente de que la decisi贸n de completar un t铆tulo de posgrado es una que cambia la vida. La llegada de un nuevo estudiante es siempre una experiencia angustiosa para 茅l. Los estudiantes a menudo viajan lejos de casa, dejan familia, amigos y tal vez una relaci贸n para embarcarse en un t铆tulo de posgrado. Esta es una responsabilidad de peso. 驴Puede hacer que los sacrificios que estos j贸venes han hecho para venir a su laboratorio valgan la pena? M谩s all谩 de estos nervios iniciales, a Ken le encanta trabajar con j贸venes estudiantes, y se ve a s铆 mismo a esa edad: abundante energ铆a combinada con una completa falta de concentraci贸n. Disfruta especialmente de c贸mo el trabajo en el bosque exige que todos sus estudiantes, desde los universitarios hasta los postdoctorados, trabajen codo con codo para realizar las tareas. Esto da a todos los involucrados un sentido de orgullo en su contribuci贸n a la ciencia. Esto formula la base de su teor铆a sobre por qu茅 los entom贸logos del bosque son tan buenas personas (un tema a menudo meditado dentro de la comunidad). Ken considera que la ciencia basada en el campo es un gran ecualizador; el estudiante universitario m谩s verde puede llevar tantos troncos (o tal vez m谩s) que el profesor titular supuestamente omnisciente. La experiencia f铆sicamente rigurosa y humilde de la investigaci贸n de campo forma naturalmente una actitud amable y sin pretensiones hacia otras personas, sin importar su posici贸n en la vida.

El 茅xito de los estudiantes de Ken parece ser tanto un producto de su comprensi贸n reflexiva de la gente como de su aguda comprensi贸n del proceso cient铆fico. Les proporciona un entorno en el que sus m煤sculos intelectuales pueden ser libremente ejercitados. Pero 茅l probablemente dir铆a que simplemente ha sido afortunado de trabajar con buenas personas. Contrata a personas apasionadas y comprometidas y conf铆a en ellas para hacer un buen trabajo. No tiene en cuenta el tiempo que pasan en el trabajo porque cree que ese tipo de estr茅s impide la creatividad. La creatividad impulsa la buena investigaci贸n cient铆fica, y Ken anima a sus estudiantes a encontrar cu谩ndo y d贸nde pueden estar m谩s inspirados. Los invita a pasear por la naturaleza, viajes que estimulan su propio proceso de pensamiento. En estos paseos, pueden hablar de ciencia o no; todos los pensamientos y palabras est谩n invitados a fluir libremente. Las ideas pueden llegar o filtrarse, pero lo m谩s importante es que este proceso se produce de forma org谩nica. Ken tambi茅n instruye a sus estudiantes a enorgullecerse de sus logros, no importa cu谩n peque帽os sean, porque esto disipa las preocupaciones sobre los obst谩culos que a煤n deben superarse, las metas que a煤n deben cumplirse.

Su objetivo es equipar a los estudiantes para una carrera, no s贸lo impulsarlos sobre la l铆nea de meta de un t铆tulo de posgrado. Con eso en mente, se asegura de que cada uno de sus estudiantes tenga un 谩rea de experiencia dentro de la ecolog铆a. Deben ser mejores que 茅l en algo, tal vez an谩lisis qu铆micos o estad铆sticos, sistemas de informaci贸n geogr谩fica o herramientas moleculares. "Los departamentos se est谩n reduciendo. Ya no es suficiente ser grande; debes tener un conjunto de habilidades especializadas", instruye. Se asegura de que sus estudiantes desarrollen una mentalidad de gran imagen, la capacidad de identificar y hacer las preguntas ecol贸gicas importantes con la mirada puesta en c贸mo un sistema podr铆a en 煤ltima instancia, ser construido. Y finalmente -quiz谩s lo m谩s importante- Ken le dice a sus estudiantes que, en general, deber铆an amar lo que hacen. No necesitan amar todas las partes, porque todos los trabajos implican algunos aspectos tediosos o poco interesantes, pero deben encontrar pasi贸n en alg煤n aspecto de lo que hacen.

Ken sopesa tanto lo bueno como lo malo en el estado actual de la ciencia y la academia. En el lado positivo, se han hecho muchos progresos desde el comienzo de su carrera. La gente tiene una mejor comprensi贸n del papel que los insectos juegan en los ecosistemas forestales. Los insectos ya no son considerados exclusivamente como enemigos de los bosques (Enemigos de los insectos de los bosques orientales fue una vez considerada la autoridad en esta materia). Ahora se acepta ampliamente que los insectos que matan 谩rboles engendran cambios, nuevas adaptaciones y resistencia en los bosques. Adem谩s de una comprensi贸n m谩s sofisticada de los procesos forestales, hay m谩s herramientas disponibles para abordar y responder a complicadas cuestiones cient铆ficas. Tambi茅n hay m谩s mujeres que entran en un campo hist贸ricamente dominado por los hombres. Y ahora existe un mayor reconocimiento del valor de las buenas pr谩cticas de ense帽anza. Sin embargo, en el lado negativo, se ha vuelto m谩s dif铆cil para los estudiantes encontrar buenos trabajos despu茅s de la escuela de postgrado. Es inquietante pensar que despu茅s de comprometerse a trabajar duro y a dedicar tiempo a la educaci贸n, muchos estudiantes, con sus t铆tulos en la mano, de repente se encuentran incapaces de mantenerse econ贸micamente. A Ken le preocupa que "la sociedad est茅 dispuesta a invertir menos en su futuro de lo que lo hizo alguna vez, y que ese cambio est茅 cayendo sobre los hombros de los j贸venes cient铆ficos". La idea de que la ciencia es necesaria para el avance de la sociedad humana ha ca铆do en desgracia. Ken es optimista de que esta visi贸n cambiar谩. El hastiado debe tomar el coraz贸n de los 茅xitos del pasado como los esfuerzos para frenar la contaminaci贸n, regular los CFC y proteger las especies en peligro de extinci贸n. Todo lo que se necesita para instigar el cambio es un esfuerzo e intelecto genuinos, una mentalidad que permita resolver problemas como el cambio clim谩tico y los impactos de las especies invasoras. 驴Y qu茅 mejor manera de fomentar un cambio de paradigma que trabajando con animales (insectos) que est谩n en el negocio del cambio?

Fotograf铆as:
Ken Raffa se detiene para observar el paisaje durante una caminata en el Congreso Mundial de IUFRO en Utah, 2014, foto cortes铆a de Ken Raffa; Ken Raffa ayuda a sus estudiantes a tomar muestras de pinos rojos para detectar bacterias asociadas con los escarabajos barrenadores de la madera, 2016, foto cortes铆a de Ken Raffa; Ken Raffa observa el da帽o causado por el escarabajo del pino de monta帽a desde arriba en la Columbia Brit谩nica, 2004, foto cortes铆a de Ken Raffa.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Informaci贸n b谩sica sobre protecci贸n de datos Ver m谩s

  • Responsable A C Z.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimaci贸n Su consentimiento.
  • Destinatarios  banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Informaci贸n Adicional Puede consultar la informaci贸n detallada en la Pol铆tica de Privacidad.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines anal铆ticos y para fines de afiliaci贸n y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus h谩bitos de navegaci贸n. Al hacer clic en el bot贸n Aceptar, acepta el uso de estas tecnolog铆as y el procesamiento de sus datos para estos prop贸sitos. Ver Pol铆tica de cookies
Privacidad