La mariposa "rara" se alimenta de g谩lbulas de roble y otras fuentes no nacaradas

La mariposa "rara" se alimenta de g谩lbulas de roble y otras fuentes no nacaradas

7 de julio de 2016

A Satyrium edwardsii hembra aliment谩ndose de una hiel como una hormiga en el fondo se alimenta de otra hiel. En una era en la que proliferan los informes sobre especies en v铆as de extinci贸n, la investigaci贸n de campo de dos entom贸logos de la Universidad de Connecticut (UCONN) ha dado lugar a noticias refrescantes: una subespecie de mariposa considerada entre las m谩s raras del este de Norteam茅rica puede no ser tan escasa despu茅s de todo. La percepci贸n de la rareza de la mariposa del roble del norte (Satyrium favonius ontario) puede deberse al hecho de que vive de forma encubierta, oculta a los ojos de los observadores de mariposas, aliment谩ndose y reproduci茅ndose por encima de las hojas y ramas del dosel del bosque.

Eduardo Romero

"Es nuestra suposici贸n que el comportamiento del adulto lo coloca fuera de la zona t铆pica para la detecci贸n humana y por lo tanto que gran parte de su rareza es de percepci贸n", escribieron Benedict Gagliardi y David L. Wagner en un art铆culo publicado en los Anales de la Sociedad Entomol贸gica de Am茅rica.

El estudio de dos a帽os de UCONN sobre las rayas de pelo que se alimentan de roble indica que "los adultos pasan gran parte de sus vidas en el dosel y que los avistamientos a nivel del suelo no son indicativos de los n煤meros de la poblaci贸n". Seg煤n Gagliardi, los cient铆ficos que han buscado el rastro de roble del norte han buscado en los lugares equivocados.

"La mayor铆a de los observadores de mariposas miran alrededor de las flores cerca del suelo", dijo. "Por lo general no miran hacia arriba." Como resultado, los censistas pasan por alto la mariposa cuando juega al escondite en el techo del bosque. La dieta puede reforzar la impresi贸n de la rareza de la mariposa. Mientras que la mayor铆a de las mariposas se alimentan de n茅ctar de las flores, cerca del suelo y a plena vista, los investigadores proponen que el roble del norte se alimenta fuera de la vista, principalmente en medio del verdor de fuentes no nectar铆feras como las galletas de roble y el mel贸n de los 谩fidos, las cochinillas, los saltamontes, los insectos escamas y las moscas blancas. S. f. favonius,S. f. autolycus, y S. f. violae. El estudio de los cient铆ficos de UCONN se llev贸 a cabo porque Massachusetts est谩 en el margen noreste del 谩rea de distribuci贸n del roble, y est谩 catalogado como una especie de especial preocupaci贸n bajo la Ley de Especies en Peligro del estado. Los investigadores ten铆an curiosidad por saber si el aumento de las temperaturas debido al cambio clim谩tico podr铆a estar expandiendo el territorio de la mariposa, pero no encontraron ninguna evidencia de una manera u otra.

La probabilidad de que las rayas de roble del norte prefieran el dosel se dedujo en gran medida de las observaciones de otras especies de rayas que son parientes cercanos de la raya del roble. Durante su investigaci贸n de campo en los veranos de 2013 y 2014, los investigadores observaron que otros cuatro Satyrium hairstreaks se alimentaban de la sustancia viscosa azucarada que exuda de las galletas de pepitas de roble del tama帽o de un guisante de la min煤scula avispa c铆nipa Callirhytis balanacea.

Si de hecho la rayada del roble del norte es m谩s com煤n de lo que se pensaba, los autores sugieren que las agencias de conservaci贸n que buscan protecci贸n legal para la especie deben hacerlo "con cautela". En otras palabras, aconsejan a los conservacionistas no llorar al lobo si no est谩 justificado.

El estudio se realiz贸 en los bosques de pinos y robles de Great Blue Hill, un monadisco de 635 pies de altura - una aislada y empinada colina rocosa o perilla que se eleva desde la llanura - a s贸lo 10 millas de Boston, en Canton y Milton. La colina, un lugar que atrae a los observadores de mariposas en masa, se eleva desde una reserva estatal de 7.000 acres y es el 煤nico lugar en Nueva Inglaterra donde se puede encontrar la cabellera de roble del norte en la mayor铆a de los a帽os.

Los suelos en los flancos de la Gran Colina Azul, lo suficientemente empinados para las pistas de esqu铆 en su ladera noroeste, son tan poco profundos, especialmente cerca de la cumbre, que el crecimiento de los 谩rboles es limitado. Cerca de la cima, los osos o los robles matorrales (Quercus ilicifolia) suelen tener menos de una docena de pies de altura. Algunos robles blancos maduros (Quercus alba) alcanzan alturas de s贸lo unos 30 a 45 pies.

Cada especie de roble que se observa all铆 favorece a una especie particular de roble, estratificando verticalmente los niveles de bosque en los que viven, a modo de una casa de apartamentos. El hairstreak de Edwards, por ejemplo, se alimenta del roble de bajo crecimiento, y se encuentra en el primer y medio piso del bosque, por as铆 decirlo. El hairstreak del roble del norte reside en el 谩tico, debido a que los adultos parecen preferir las coronas de robles postales y robles blancos, en gran parte escondidos del suelo. Cuando los cient铆ficos recolectaron larvas en su sitio de investigaci贸n, descubrieron que el roble blanco, en particular, era el 谩rbol anfitri贸n de los de la subespecie norte帽a.

Los cient铆ficos no vieron ning煤n adulto norte帽o durante los 12 d铆as de campo en 2013. Al a帽o siguiente vieron dos adultos, una hembra y un macho. Ambos fueron vistos primero cerca del suelo pero luego ascendieron al dosel, al igual que los adultos que hab铆an sido criados en el laboratorio y luego liberados. Las rayas de Edwards y las bandas de pelo, por otro lado, permanecieron cerca del suelo cuando fueron perturbadas.

Bas谩ndose en la ubicaci贸n de las larvas y el comportamiento de los adultos, los cient铆ficos concluyeron que las rayas de pelo de los robles del norte viven principalmente en lo alto de los robles blancos. Dado que estos robles y la mayor铆a de los otros 谩rboles en los bosques del noreste dependen del viento en lugar de los insectos que se alimentan de n茅ctar para polinizar sus flores, los investigadores creen que las rayas dependen de otras fuentes de alimento. La mayor铆a de los 谩rboles ni siquiera florecen cuando las cortinas de pelo est谩n activas. La investigaci贸n de UCONN tiene implicaciones que van m谩s all谩 de las cortinas de pelo y los bosques del noreste. El melazo de especies como las cochinillas harinosas, saltamontes, saltamontes, escamas de insectos y moscas blancas puede ser subestimado en los bosques, 谩ridos, desiertos y otras comunidades en las que las fuentes de n茅ctar son escasas y distantes entre s铆.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Informaci贸n b谩sica sobre protecci贸n de datos Ver m谩s

  • Responsable A C Z.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimaci贸n Su consentimiento.
  • Destinatarios  banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Informaci贸n Adicional Puede consultar la informaci贸n detallada en la Pol铆tica de Privacidad.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines anal铆ticos y para fines de afiliaci贸n y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus h谩bitos de navegaci贸n. Al hacer clic en el bot贸n Aceptar, acepta el uso de estas tecnolog铆as y el procesamiento de sus datos para estos prop贸sitos. Ver Pol铆tica de cookies
Privacidad