Las perspectivas hist贸ricas gu铆an la gesti贸n moderna

Las perspectivas hist贸ricas gu铆an la gesti贸n moderna

24 de julio de 2019

La alimentaci贸n larvaria es la etapa m谩s da帽ina del curculio de la ra铆z del tr茅bol (Sitona hispidulus). La alimentaci贸n subterr谩nea de las larvas de la ra铆z del tr茅bol curculio progresa desde los n贸dulos fijadores de nitr贸geno hasta la corteza de la ra铆z primaria. Este tipo de da帽o no mata a la planta de inmediato, sino que se acumula con el tiempo y puede causar problemas cr贸nicos como la disminuci贸n del establecimiento, la densidad y la vida del rodal. (Foto: Steven Price)

Por Kaitlin Rim

Muchos piensan que el gorgojo de la alfalfa (Hypera postica) es el caracter铆stico gorgojo de la plaga de la alfalfa, pero otro gorgojo notable causa da帽os a los rodales de alfalfa y tr茅bol en toda Am茅rica del Norte: El curculio de la ra铆z del tr茅bol (Sitona hispidulus), que fue descubierto por primera vez en Nueva Jersey en 1875, ha sido pasado por alto como una plaga en los sistemas forrajeros durante d茅cadas. Un nuevo recurso sobre el curcullo de la ra铆z del tr茅bol publicado este mes en el Journal of Integrated Pest Management de libre acceso es la primera revisi贸n de esta plaga desde mediados del siglo XX.

Kaitlin Rim

En, "Biolog铆a y Manejo del Curcullo de la Ra铆z del Tr茅bol (Cole贸pteros: Curculionidae)", mis colegas Steven Price, Erik Wenninger, Rachael Long, y Ricardo Ram铆rez y yo discutimos lo que se conoce actualmente sobre la biolog铆a, el da帽o, la ecolog铆a y el manejo del curcullo de la ra铆z del tr茅bol (CRC). Se han investigado hist贸ricamente muchos tipos de m茅todos de control cultural, biol贸gico y qu铆mico, y evaluamos la practicidad de estos m茅todos en los sistemas de forraje contempor谩neos. Sin embargo, existe la necesidad de adaptar y mejorar las t茅cnicas de control y gesti贸n hist贸ricas. Actualmente, no hay umbrales econ贸micos establecidos, ni modelos predictivos de grados-d铆a, ni insecticidas registrados que apunten a las larvas da帽inas.

Lo que hace que el CCR sea tan dif铆cil de monitorear, investigar y manejar es que los estadios larvarios da帽inos se alimentan cr铆pticamente bajo tierra de ra铆ces de alfalfa y tr茅bol. La alimentaci贸n de las larvas lleva a una gran cantidad de problemas en la producci贸n de alfalfa y tr茅bol, como el aumento de la mortandad en el invierno, el acortamiento de la vida en el rodal, la reducci贸n del establecimiento y la densidad del rodal, y la disminuci贸n de la absorci贸n de agua y nutrientes. Estos problemas culminan en reducciones de la calidad y el rendimiento del forraje a lo largo del tiempo. Lo m谩s importante es que la sinergia de los da帽os de alimentaci贸n del CCR y los pat贸genos secundarios de las plantas puede disminuir el rendimiento en el doble o el triple en comparaci贸n con el da帽o de cada plaga por s铆 sola.

El curculio de la ra铆z del tr茅bol (Sitona hispidulus) es una plaga de la alfalfa y los tr茅boles. Un nuevo art铆culo de perfil publicado en el Diario de Manejo Integrado de Plagas resalta la identificaci贸n del curcullo de la ra铆z del tr茅bol, la biolog铆a y la ecolog铆a y destaca d贸nde es necesario investigar para mejorar las t茅cnicas de manejo. El adulto se alimenta de follaje y causa un da帽o m铆nimo. (Foto: Steven Price)

Hist贸ricamente, los insecticidas qu铆micos utilizados contra el gorgojo de la alfalfa suprimieron indirectamente las poblaciones de CRC. Sin embargo, desde que la mayor铆a de estos insecticidas fueron prohibidos a principios del siglo XX, las poblaciones de CCR han resurgido. El curculio de la ra铆z del tr茅bol puede ser dif铆cil de detectar, especialmente las etapas inmaduras que ocurren bajo tierra. Pasar por alto los da帽os del CCR es com煤n porque no siempre pensamos en investigar lo que ocurre bajo tierra. Nuestra nueva publicaci贸n en el Diario de Manejo Integrado de Plagas (JIPM) presenta muchas maneras de monitorear la CCR e identificar los da帽os asociados.

A pesar de la falta de opciones de control qu铆mico, otros m茅todos como las plantas hu茅spedes resistentes, la rotaci贸n de cultivos y el control biol贸gico pueden ayudar a suprimir las poblaciones de CCR. Al recolectar y vigilar el CCR para la investigaci贸n, Steven Price y yo a menudo observamos adultos y larvas de CCR infectados naturalmente con hongos en el campo. El control biol贸gico con entomopat贸genos puede ser una t谩ctica de gesti贸n del CCR prometedora para las poblaciones inmaduras. Se est谩n llevando a cabo investigaciones sobre el biocontrol del CCR utilizando entomopat贸genos.

El da帽o larvario del curculi贸n de la ra铆z del tr茅bol suele pasar desapercibido o se caracteriza err贸neamente como da帽o de otras plagas o factores abi贸ticos. Por lo tanto, los da帽os pueden ser m谩s frecuentes de lo que realmente se informa. Es dif铆cil saber en qu茅 regiones de cultivo el CRC est谩 causando actualmente problemas importantes; sin embargo, creemos que los da帽os a cierto nivel se producen en la mayor铆a de los campos de alfalfa y tr茅bol en toda Am茅rica del Norte. Este art铆culo del JIPM tiene como objetivo aumentar la conciencia sobre la CRC y los da帽os asociados a ella y, adem谩s, abrir un di谩logo sobre las posibles t茅cnicas de manejo e inspirar futuras investigaciones sobre el curculi贸n de la ra铆z del tr茅bol.

"Biolog铆a y Manejo del Curculio de la Ra铆z del Tr茅bol (Cole贸pteros: Curculionidae)"

Peri贸dico de Manejo Integrado de Plagas

Kaitlin Rim es un estudiante de maestr铆a en ecolog铆a en el Departamento de Biolog铆a de la Universidad Estatal de Utah. Correo electr贸nico: krim19@aggiemail.usu.edu.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Informaci贸n b谩sica sobre protecci贸n de datos Ver m谩s

  • Responsable A C Z.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimaci贸n Su consentimiento.
  • Destinatarios  banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Informaci贸n Adicional Puede consultar la informaci贸n detallada en la Pol铆tica de Privacidad.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines anal铆ticos y para fines de afiliaci贸n y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus h谩bitos de navegaci贸n. Al hacer clic en el bot贸n Aceptar, acepta el uso de estas tecnolog铆as y el procesamiento de sus datos para estos prop贸sitos. Ver Pol铆tica de cookies
Privacidad