Los microbios de la abeja reina no son como los de las abejas obreras

Los microbios de la abeja reina no son como los de las abejas obreras

9 de marzo de 2015 <img src="https://antimoscas.es/wp-content/uploads/queen-honey-bee-aw.jpg"

Mejor opción

Hywean 40 Piezas de Papel Fly Catcher, Juego de Moscas de

Mejor relación calidad precio

BaiYou Atrapa Moscas Adhesivo Trampa Moscas Fruta 16 Rollos

YISSVIC Lámpara Antimosquitos, 9W Lámpara Mata Insectos UV

ADORIC Repelente Ultrasónico Mosquitos Control de Plagas

EXTSUD Mosquitera Magnética para Puertas 90 x 210 cm

555N504 - Cintas Adhesivas Atrapa Moscas 8 U

Cortinas Exterior Puerta | Material Plastico PVC y Barra

PIC - Trampa para Moscas - 16 Piezas - Respetuoso con el

Aerb Ultrasonico Repelente de Mosquitos 10W, Eficiente

Nitoer - Repelente Ultrasónico 2019, Plagas Control

Foto de Alex Wild. www.alexanderwild.com

Los investigadores han publicado el primer análisis exhaustivo de las bacterias intestinales encontradas en las abejas reinas de la miel (Apis mellifera), y han descubierto que los microbiomas de las reinas son muy diferentes de los microbiomas de las abejas obreras.

"En muchos animales, la transmisión del microbioma es materna", dijo la coautora Irene L.G. Newton, profesora adjunta de biología en la Universidad de Indiana. "En el caso de la abeja melífera, encontramos que el microbioma de las abejas reinas no reflejaba el de las abejas obreras, ni siquiera el de la progenie de la reina o sus acompañantes. De hecho, las abejas reinas carecen de muchos de los grupos bacterianos que se consideran el núcleo de los microbiomas de las obreras."

Los resultados del estudio, que se publican en la revista Applied and Environmental Microbiology, son lo opuesto al desarrollo de los microbiomas en muchos mamíferos, en los que los microbiomas de los bebés son influenciados por sus madres. Los bebés humanos nacidos por parto natural poseen microbiomas similares a los que se encuentran en el canal de nacimiento de su madre, por ejemplo, mientras que los bebés nacidos por cesárea albergan bacterias intestinales que se asemejan a las que se encuentran en la piel.

Las abejas melíferas, en cambio, adquieren sus bacterias intestinales tanto del entorno como de su contexto social, un fenómeno conocido como transmisión horizontal. En una colonia sana, las abejas obreras típicamente adquieren sus bacterias intestinales a través de la interacción con los microbios dentro de la colmena, incluyendo la materia fecal de las abejas adultas. Pero la ruta más probable de transmisión microbiana en las abejas reinas es la "jalea real", una fuente de alimento rica en proteínas producida por las abejas obreras que es responsable del desarrollo de las abejas reinas durante la etapa larval. A diferencia de otras abejas, las reinas continúan dándose un festín de jalea real hasta la madurez, en lugar de la miel y el "pan de abeja" que consumen las obreras.

El aislamiento real de la reina de la suciedad y la mugre de la vida cotidiana en la colonia puede explicar la diferencia en su microbioma.

"En cierto modo, el desarrollo del microbioma de la reina es un reflejo del de las obreras, con bacterias asociadas a las reinas larvales que se parecen a las que se encuentran en las larvas de las obreras", dijo Newton. "Pero, para cuando maduran, las reinas han desarrollado una firma microbiana distinta del resto de la colonia."

El estudio de Newton siguió el desarrollo del microbioma de la reina en cada punto del proceso de crianza comercial - desde la etapa larval hasta su emergencia como adultos capaces de reproducirse. Los científicos también rastrearon las poblaciones de obreras que interactúan con las reinas en cada punto de su desarrollo, incluida la introducción de las reinas en nuevas colonias, una práctica común en la apicultura comercial. Al final del proceso, se secuenció y analizó el ADN recogido de las tripas de las abejas melíferas.

El descubrimiento del estudio de que el microbioma de la abeja reina no se ve afectado por sus interacciones con las obreras y por el movimiento de las reinas a diferentes colonias, sugiere que las prácticas apícolas modernas - en las que las abejas reinas son retiradas regularmente de sus colonias de origen e introducidas en nuevas colmenas - pueden no afectar negativamente a la salud de la colonia.

"Debido a que el microbioma de la reina no refleja las obreras dentro de una colonia específica, el movimiento físico de las reinas de un ambiente de colonia a otro no parece tener mayores efectos ni en el intestino de la reina ni en las comunidades de intestinos de las obreras", dijo Newton. "La investigación no aporta ninguna prueba de que los apicultores que reemplazan regularmente a sus reinas desde fuentes genéticas externas dañen sus colonias al perturbar la microfauna intestinal de una colonia en particular". En muchos sentidos, estas conclusiones son muy tranquilizadoras para la industria apícola de producción comercial"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A C Z.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad