Manejar la baya japonesa para mantener bajos los niveles de garrapatas, reducir el riesgo de Lyme

Manejar la baya japonesa para mantener bajos los niveles de garrapatas, reducir el riesgo de Lyme

4 de octubre de 2017 <img src="https://antimoscas.es/wp-content/uploads/japanese-barberry-infestation.jpeg" "infestaci贸n de la baya japonesa"

La baya japonesa (Berberis thunbergii) es un arbusto invasivo que puede cubrir los suelos de los bosques, como se muestra arriba cerca de Lyme, Connecticut, en abril de 2010. La cubierta del suelo crea un microclima h煤medo que favorece la proliferaci贸n de garrapatas. (Foto publicada originalmente en Williams et al, Environmental Entomology, Septiembre 2017)

Un estudio a largo plazo sobre el manejo del agracejo japon茅s (Berberis thunbergii) muestra que la limpieza del arbusto invasor de un 谩rea boscosa una vez puede conducir a una reducci贸n significativa de la abundancia de garrapatas de patas negras (Ixodes scapularis) durante un per铆odo de hasta seis a帽os.

Publicado la semana pasada en Environmental Entomology, la nueva investigaci贸n sigue los hallazgos previos de la relaci贸n entre la baya japonesa y las garrapatas y detalla el impacto a largo plazo que el manejo efectivo de la planta puede tener en el vector de la enfermedad de Lyme. Sin embargo, el equipo de investigaci贸n dirigido por el Dr. Scott C. Williams, de la Estaci贸n Experimental Agr铆cola de Connecticut, recomienda volver a limpiar la baya de Jap贸n aproximadamente cada cinco a帽os, ya que su estudio mostr贸 un eventual rebote en la abundancia de la baya y las garrapatas en los 煤ltimos a帽os de su estudio de nueve a帽os.

"La forma de crecimiento de la baya de Jap贸n crea un microclima h煤medo que favorece la supervivencia de la garrapata de patas negras al aumentar el tiempo de b煤squeda, lo que aumenta las posibilidades de una exitosa harina de sangre y, en 煤ltima instancia, la reproducci贸n", dice Williams. "El manejo de las bayas japonesas redujo significativamente los niveles de humedad para igualarlos a los de las 谩reas sin bayas, y vimos una disminuci贸n significativa en la abundancia de garrapatas hasta aproximadamente el a帽o 5 despu茅s del tratamiento con bayas"."

El estudio rastre贸 los niveles de garrapatas japonesas de bayas y de patas negras en seis lugares de Connecticut. En cada una de ellas, se monitorearon tres parcelas separadas: una con la agracejo intacto; otra con el agracejo eliminado con una combinaci贸n de remoci贸n mec谩nica, tratamiento con herbicidas y tratamiento con llamas; y otra donde no hab铆a agracejo en absoluto. Se descubri贸 que la eliminaci贸n de la agracejo reduc铆a la abundancia de garrapatas -y la abundancia de garrapatas infectadas con la bacteria que causa la enfermedad de Lyme- en las parcelas controladas casi a los niveles de las parcelas sin agracejo. La reducci贸n se produjo a partir del tercer a帽o despu茅s de la limpieza, y esos niveles se mantuvieron bajos hasta el quinto a帽o. (El ciclo de vida de dos a帽os de la garrapata explica el retraso, ya que el a帽o dos es el primer a帽o en que las garrapatas j贸venes est谩n expuestas a las condiciones m谩s duras y menos h煤medas de las parcelas despejadas, lo que lleva a una reducci贸n de la abundancia de adultos en el a帽o tres. )

Despu茅s de unos cinco a帽os, la abundancia de la agracejo y de la garrapata comenz贸 a subir; los investigadores no monitorearon la humedad relativa (HR) en las parcelas m谩s all谩 del a帽o cinco, pero escriben que "especularon que las 谩reas donde se manejaba el agracejo se volver铆an cada vez menos hostiles a I". La investigaci贸n de Williams se ha centrado en otros aspectos de la ecolog铆a de las garrapatas, pero espera que otros promuevan el trabajo de sus colegas examinando el manejo de otras plantas, como los helechos, el arbusto ardiente o la ar谩ndano rojo, que tal vez podr铆an proporcionar el mismo microclima favorable para las garrapatas.

"Mis piernas est谩n permanentemente cicatrizadas por las espinas de la agracejo, y he tenido la enfermedad de Lyme tres veces como resultado de la investigaci贸n, pero ha valido la pena educar al p煤blico sobre c贸mo un arbusto invasor no nativo puede alterar los ecosistemas nativos y puede tener efectos negativos indirectos en la salud p煤blica", dice.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Informaci贸n b谩sica sobre protecci贸n de datos Ver m谩s

  • Responsable A C Z.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimaci贸n Su consentimiento.
  • Destinatarios  banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Informaci贸n Adicional Puede consultar la informaci贸n detallada en la Pol铆tica de Privacidad.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines anal铆ticos y para fines de afiliaci贸n y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus h谩bitos de navegaci贸n. Al hacer clic en el bot贸n Aceptar, acepta el uso de estas tecnolog铆as y el procesamiento de sus datos para estos prop贸sitos. Ver Pol铆tica de cookies
Privacidad