Mi reuni贸n familiar de bichos

Mi reuni贸n familiar de bichos

23 de noviembre de 2013

Por Jamin Dreyer

>p>Zapatos empapados de caer en el lago. Comida holandesa. Viejos himnos. Gente que te conoce, pero t煤 no los conoces. Estas pepitas est谩n impresas en mi memoria de la infancia de las reuniones de la familia Zandstra a las que fui arrastrado de ni帽o. Hace 25 a帽os, mi familia nuclear y mi abuela se amontonaban en nuestra minivan y conduc铆an unas horas para visitar a la familia extendida. Para ser franco, no me importaban mucho estos eventos cuando era ni帽o; era t铆mido, y de todos modos demasiado joven para apreciar de qu茅 se trataba el alboroto.

Jamin Dreyer

Con el paso de la generaci贸n de mi abuela a mediados y finales de los 90, la familia perdi贸 los hilos que nos un铆an, y no he ido a una reuni贸n de Zandstra desde entonces. Pero tengo una nueva reuni贸n familiar a la que he asistido durante cinco a帽os: Las reuniones de la ESA. Entomolog铆a 2013 fue mi cuarta reuni贸n nacional de la ESA desde que llev茅 un tubo de un p贸ster a Reno en 2008 como un flamante estudiante de postgrado. Durante estos cinco a帽os el evento ha pasado de ser una experiencia intimidante (隆mi primera gran reuni贸n!) a ser uno de los puntos m谩s destacados de mi calendario profesional y personal.

S贸lo la semana pasada, estaba en una larga mesa en el sal贸n de un hotel en la calle Sexta con algunos miembros de la familia acad茅mica. Mi asesor de doctorado siempre organiza una reuni贸n nocturna de miembros actuales y antiguos del laboratorio que asisten a la reuni贸n anual. Ahora que me he "mudado de casa" como nuevo postdoctor en otro laboratorio, la importancia de mantener estas conexiones se est谩 haciendo sentir. Colegas y amigos a los que sol铆a ver a diario ahora est谩n alejados por cientos de kil贸metros y una mir铆ada de responsabilidades dispares. Pero durante unas pocas horas nuestra mesa fue una reuni贸n de laboratorio alimentada por comida y bebida sin una agenda, llena de conversaciones e historias, con gente intercambiando asientos aqu铆 y all谩 para asegurarse de que pod铆an pasar tiempo con todos.

De una manera menos organizada, experiment茅 numerosas reuniones a peque帽a escala, no planeadas, mientras corr铆a de una sesi贸n a otra a trav茅s del Centro de Convenciones de Austin. Una vez que has estado en suficientes reuniones, llegas a reconocer, si no a saber, aparentemente a todo el mundo como un gran acad茅mico Saludos. A algunas personas las saludas con un r谩pido saludo, asientes o sonr铆es mientras ambos corren en direcciones opuestas a los eventos en otros extremos del edificio. Otras veces puedes detenerte a charlar un rato y discutir sobre tu carrera, chismes o nuevas ideas. Perversamente, despu茅s de s贸lo unas pocas reuniones tu red puede llegar a auto-perpetuarse hasta el punto de que s贸lo puedes tener tiempo cara a cara con la mitad de los amigos que quer铆as tener.

Las reuniones familiares, las reales, son tambi茅n un momento para la retroalimentaci贸n de todo tipo. "隆Mira c贸mo has crecido!" "隆驴Qui茅n te dej贸 llevar el pelo as铆?!" "隆Estoy tan orgullosa de ti!" Las reuniones cient铆ficas no son diferentes. A帽o tras a帽o crecemos como cient铆ficos, a veces tropezando en el camino, y tenemos nuestra comunidad cient铆fica para ayudar a guiarnos e inspirarnos. Tal vez tu p贸ster sea un fracaso o tus bombas de charla, o te preguntas "驴podr茅 alguna vez lograr algo tan genial?" cuando ves algo de la gran ciencia que est谩n haciendo los miembros de la ESA. Pero en ese momento puede que tengas una experiencia edificante como la m铆a cuando, por primera vez, un estudiante de posgrado que no conoc铆a se me acerc贸 y habl贸 muy bien de uno de mis trabajos. Tal vez no soy s贸lo el t铆o loco que tem铆a ser...

Ven la pr贸xima primavera estoy planeando asistir a una reuni贸n de la ESA por primera vez, y ya tengo ojos para la reuni贸n nacional en Portland. Para la reuni贸n de la rama, me amontonar茅 en una furgoneta con mi laboratorio actual, mi familia acad茅mica nuclear, y conducir茅 hacia el sur para conocer a nuestros "parientes" de toda la regi贸n. Para llegar a Portland, probablemente me suba a un avi贸n, y si tengo suerte habr谩 m谩s de unos cuantos amigos entom贸logos que conocer茅 en la terminal del aeropuerto, en una de esas reuniones no planeadas muy especiales que dan inicio a las festividades. Puede que nunca vuelva a hacer una peregrinaci贸n anual para conocer a mis familiares, pero a煤n tengo que esperar mis reuniones acad茅micas. Con suerte sin zapatos empapados.

------

Jamin Dreyer es un investigador postdoctoral en la Universidad Estatal de Dakota del Norte. S铆ganlo en Twitter en @jamindreyer.

Comparta esto:

Relacionado

Amazing Insectsentomology 2013, Jamin Dreyer

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Informaci贸n b谩sica sobre protecci贸n de datos Ver m谩s

  • Responsable A C Z.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimaci贸n Su consentimiento.
  • Destinatarios  banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Informaci贸n Adicional Puede consultar la informaci贸n detallada en la Pol铆tica de Privacidad.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines anal铆ticos y para fines de afiliaci贸n y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus h谩bitos de navegaci贸n. Al hacer clic en el bot贸n Aceptar, acepta el uso de estas tecnolog铆as y el procesamiento de sus datos para estos prop贸sitos. Ver Pol铆tica de cookies
Privacidad