Para impulsar la adopci贸n del MIP, tr谩telo como un sistema social complejo

Para impulsar la adopci贸n del MIP, tr谩telo como un sistema social complejo

March 11, 2019

Una multitud de influencias -agr铆colas, econ贸micas y sociales- juegan un papel en las decisiones de los cultivadores sobre el manejo de plagas, y los investigadores dicen que la ciencia de los "sistemas ecol贸gicos sociales" puede informar los esfuerzos para aumentar la adopci贸n de pr谩cticas de manejo integrado de plagas. (Foto: Servicio de Conservaci贸n de Recursos Naturales del USDA)

Por Marina Su谩rez

En un mundo perfecto, el manejo integrado de plagas, o MIP, reduce el da帽o causado por las plagas, reduce los impactos en el medio ambiente, y ahorra dinero a los agricultores. Utilizando t茅cnicas de MIP que incluyen la rotaci贸n de cultivos, el control biol贸gico y la vigilancia de plagas, los agricultores han ahorrado miles de millones de d贸lares tanto en p茅rdidas de cultivos como en costos de pesticidas, al tiempo que reducen los impactos ambientales negativos. Suena genial, 驴verdad? Entonces, 驴por qu茅 no todos los agricultores est谩n adoptando el MIP?

Marina Su谩rez

Por qu茅 algunos agricultores deciden no practicar el MIP, y por qu茅 el MIP no siempre funciona como se predijo, son algunas de las preguntas que el Dr. Roger Magarey y sus colegas de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y la Universidad de Texas A&M esperan responder considerando el "factor humano" en el MIP. En un nuevo art铆culo publicado en febrero en el Journal of Integrated Pest Management de libre acceso, Magarey y sus coautores plantean que tratar el MIP como un "sistema ecol贸gico social" puede ayudar a mejorar los resultados del manejo de plagas y convencer a m谩s agricultores para que lo utilicen.

Los plaguicidas han desempe帽ado un papel en la fabricaci贸n de alimentos baratos y abundantes en muchas partes del mundo, pero esa abundancia tiene un precio. Se estima que los plaguicidas causan cada a帽o entre 10.000 y 35.000 millones de d贸lares de da帽os a la salud humana y al medio ambiente en los Estados Unidos. Sin embargo, las decisiones de gesti贸n de plagas de algunos agricultores est谩n m谩s influidas por la comercializaci贸n de los plaguicidas y las fuerzas del mercado que por estos impactos. Tradicionalmente, las oficinas de extensi贸n agr铆cola han proporcionado informaci贸n y apoyo a los agricultores que utilizan el MIP, pero, a medida que disminuye la financiaci贸n de estos programas, m谩s agricultores dependen de las recomendaciones de las propias empresas de productos agroqu铆micos. Adem谩s, muchas empresas agr铆colas venden ahora "sistemas de gesti贸n agr铆cola", que incluyen la coordinaci贸n de las semillas, los plaguicidas, los fertilizantes y los tratamientos posteriores a la cosecha de un cultivo. Estos sistemas integrados pueden limitar la capacidad de los agricultores para utilizar estrategias de MIP.

Los plaguicidas tambi茅n son pol铆ticos. La preocupaci贸n p煤blica por los efectos de los plaguicidas en la salud y el medio ambiente, junto con la presi贸n de los grupos ecologistas, puede llevar a los gobiernos a anular el registro de los plaguicidas eficaces. Las empresas de productos agroqu铆micos tambi茅n presionan a los gobiernos para que se reduzcan los reglamentos sobre el uso de plaguicidas y se sigan registrando los plaguicidas nuevos y los ya existentes. Estas fuerzas de la sociedad en general tambi茅n influyen en las decisiones de los agricultores en materia de manejo de plagas.

Roger Magarey, Ph.D., investigador principal del Centro de Manejo Integrado de Plagas (MIP) de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, ha investigado c贸mo los factores sociales influyen en la adopci贸n del MIP. "Esperamos que el uso del marco de los sistemas ecol贸gicos sociales pueda ayudar a los investigadores a comprender mejor c贸mo mejorar la adopci贸n del MIP", dice. (Foto: Robin Boudwin)

"Existe una verdadera preocupaci贸n tanto en el mundo acad茅mico como en la industria de que la disminuci贸n de la aceptaci贸n social del manejo de plagas podr铆a tener efectos negativos para la agricultura", dice Magarey. "Se han hecho esfuerzos sustanciales para comprender c贸mo los factores sociales influyen en la adopci贸n del MIP. Esperamos que el uso del marco de los Sistemas Socio-Ecol贸gicos pueda ayudar a los investigadores a comprender mejor c贸mo mejorar la adopci贸n del MIP"

Un sistema socio-ecol贸gico (SES) es un sistema complejo que cumple cinco criterios. Primero, hay una interacci贸n sostenida entre los factores biol贸gicos o f铆sicos y los factores sociales. En el caso del MIP, se tratar铆a de las plagas, los m茅todos de gesti贸n y las decisiones de los agricultores. En segundo lugar, un SES act煤a en m煤ltiples escalas en tiempo, geograf铆a y organizaci贸n. En el caso del MIP, podr铆an ser estaciones frente a a帽os, granjas individuales frente a regiones, etc. Tercero, estos sistemas deben involucrar recursos naturales, econ贸micos o culturales cr铆ticos, por ejemplo, cultivos alimentarios, gastos de manejo de plagas o tradiciones agr铆colas. Un CSE tambi茅n incluye fuerzas externas como la pol铆tica (que puede afectar a la regulaci贸n de los plaguicidas) o el cambio clim谩tico (que afecta a las poblaciones de plagas y m谩s). Y, finalmente, un SES es din谩mico y requiere una adaptaci贸n constante - que es la naturaleza de la agricultura misma, y un elemento esencial del MIP.

Todos estos factores interactivos pueden sonar como una mara帽a irresoluble, pero los autores se帽alan que existen herramientas para explicar el comportamiento de estos sistemas, como la heur铆stica (conocida coloquialmente como "reglas de oro") y el modelado matem谩tico. Por ejemplo, Magarey dice que uno de los mayores retos para conseguir que los agricultores adopten el MIP es encontrar los incentivos adecuados. 脡l y sus coautores citan un ejemplo en el que los investigadores utilizaron un marco de SES y un modelo matem谩tico para determinar la combinaci贸n 贸ptima de impuestos y subsidios para alentar a los agricultores de hortalizas tailandesas a utilizar el MIP, manteniendo al mismo tiempo los ingresos agr铆colas y reduciendo significativamente el uso de plaguicidas.

"Esperamos que este art铆culo aumente la conciencia de la importancia de la aceptaci贸n social en el manejo de plagas junto con la idea de que la investigaci贸n puede ayudar a mejorarlo", dice Magarey. 脡l y sus colegas est谩n trabajando en futuros art铆culos que examinar谩n la ecoeficiencia del MIP y las estrategias comerciales para reducir la dependencia de los plaguicidas como principal herramienta de manejo de plagas. La integraci贸n del "factor humano" en nuestras estrategias de manejo integrado de plagas puede beneficiar a los agricultores, al medio ambiente y a la sociedad en su conjunto.

"Herramientas del sistema ecol贸gico social para mejorar el manejo de plagas en los cultivos"

Peri贸dico de Manejo Integrado de Plagas

Marina Su谩rez es una antigua endocrin贸loga aviar y aspirante a entom贸loga. Ella ahora estudia el desarrollo y el comportamiento de dos humanos j贸venes en el alto desierto del oeste de Colorado. Cuando no est谩 manejando sus temas de investigaci贸n, escribe sobre ciencia y naturaleza. Encuentre una muestra de su trabajo en www.magpiescicomm.com.

Comparta esto:

Relacionado

Noticias de Investigaci贸n, La profesi贸n de la entomolog铆a manejo integrado de plagas, Diario de Manejo Integrado de Plagas, Marina Su谩rez, Roger Magarey, sistemas ecol贸gicos sociales

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Informaci贸n b谩sica sobre protecci贸n de datos Ver m谩s

  • Responsable A C Z.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimaci贸n Su consentimiento.
  • Destinatarios  banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Informaci贸n Adicional Puede consultar la informaci贸n detallada en la Pol铆tica de Privacidad.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines anal铆ticos y para fines de afiliaci贸n y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus h谩bitos de navegaci贸n. Al hacer clic en el bot贸n Aceptar, acepta el uso de estas tecnolog铆as y el procesamiento de sus datos para estos prop贸sitos. Ver Pol铆tica de cookies
Privacidad